miércoles, 1 de abril de 2009

MI CARTA


Joanet llego a casa despúes de un dia de trabajo, cansado trás una jornada dura de trabajo, se sento en el sofa para recuperarse un poco. Antes se habia preparado un cafè para relajarse y desentumecer el cuerpo del frio que llevaba en su interior. Sentado y con el cafè entre las manos miro hacia la mesa, donde se encontraban una serie de cartas, que tan ordenadamente habia colocado la señora de la limpieza. Que dia si y dia no, le procuraba mantener el piso limpio y habilmente ordenado.

Joanet cogio las cartas y las ojeo atentamente, leyendo uno a uno todos los remitentes, facturas y propaganda eran en su totalidad la mayoría de las misivas. Despúes de estar un buen rato, entre sorbo y sorbo, se dio cuenta que habia una carta cuyo remitente tenia algo de particular. Estaba escrita a mano y la dirección le era conocida, la abrio y se dispuso a leerla con una especial atención.


Hola, Joanet 1/4/2009


¿Que tàl estas, Joanet? Cuanto tiempo sin saber nada de tì, ahora que tengo un momento me he preparado una hoja de papel y un boligrafo y he decidido escribirte unas letras, para que en cierto modo estemos en contacto y como minimo sepa algo sobre tì. Cuando recibas esta carta y la tengas entre las manos espero que estes tan bien como èl que la escribe, pùes para eso somos buenos amigos y no desearia que nada malo te pasara. He decidido escribirte una carta, no porque no tenga otra forma de comunicarte contigo, te podia haber enviado un email, te podia haber enviado un MSM ó cualquier otro tipo de mensaje, en cualquier otro formato de los que existen hoy en dia. Pero pense que una carta, era una forma de comunicarnos mucho más personal y romantica que toda la tecnològia existente para la comunicación personal.

La textura del papel que normalmente, en estos tiempos, la tenemos olvidada, le da otra expresión a las palabras y la estilografica le va dando forma y vida a cada una de las letras y frases que se van creando sobre la hoja. Me parecio perfecto y en ello estoy aunque le este dando vueltas a una misma cosa....

No se cuanto tiempo tardaras en recibirla, pero espero que no sea mucho,de esta forma recibire tù respuesta màs rapidamente y la ansiedad que se produce entre la ida y la llegada no sera tan desesperada.

Mi vida no ha cambiado demaseado, bueno que te voy a decir, tú ya lo sabes, ya me conoces, ès como si fueramos la misma persona. Intento vivirla lo mejor posible sin muchos ajetreos, si se puede aunque hoy en dia ya se sabe. Bueno, si te parece te dejo, creo que por hoy ya tengo bastante y la verdad no creo que nos tengamos que poner pesados. Te mando un saludo y nos vemos en la pròxima.... Un abrazo tù más intimo amigo.

Joanet la acabo de leer, hacia tiempo que no recibia una carta, siempre era agradable que alguien se acordara de uno. Miro el remite y se dio cuenta que llevaba su dirección, su nombre y su firma. No habia nada de malo en mandarse una carta así mismo, penso, la ventaja que tenia era que ya sabia como se encontraba el remitente

14 comentarios:

Ruth L. Acosta dijo...

Hola Mi querido Jorge...

Jajaja... me encantó tu carta, tiene algo de cómico, la verdad, el final, no me lo esperaba... tienes mucho ingenio... Conozco a una muchacha que se manda tarjetas por internet, porque un día me dijo, como no tengo quien me las mande, pues me las mando yo misma... me pareció tierno de su parte, al igual que tu amigo que se auto-escribe... que buena idea, ya haré la mía... tengo tanto que decirme...


;)

Te mando un beso desde México,

Any dijo...

Este relato me dejó una sonrisa y una sensación de tristeza también. Cuanta soledad para escribirse una carta a si mismo! Me acordé de un viejo episodio de Mr. Bean en el que se escribe una tarjeta de cumpleaños a si mismo y se sorprende al abrirla como si realmente alguien se la hubiera enviado!
Es verdad que ya casi nadie escribe cartas y que lindo era recibirlas! Tienen personalidad, materialidad, olor! Que pena que se haya perdido la costumbre.
un beso Jorge :)

Siab-MiprincesaAzul dijo...

jajajajaja enviarse una carta a si misma para ver el remitente.. bueno de todo se aprende .. seguro q si...
saludos

Carolina. dijo...

Escribes muy bonito. Me han encantado los textos que alcancé a leer.
Nos mantenemos en contacto.
Saludos.

Carolina

Mundo Animal. dijo...

MUCHISIMAS GRACIAS JORGE TE DEJO UN BESITO Y QUE TERMINES BIEN TU DIA, NOS LEEMOS, ESTRELLA

marcus dijo...

Hola joge, bonito tema, intentare escrivir un buen tema como tu, me gusto tu carta, muy buena idea lo del mensaje que uno mismo se envia, en fin saludos.

Agostina dijo...

Cuando la imágen y las letras se unen, tan simple y tan lindo como eso.

MiLaGroS dijo...

Saludos Jorge. Bien lo de la carta.Original . milagros

Isabel Estercita Lew dijo...

Jorge, me parece que voy a escribirme yo también una carta a mí misma, hace años que no veo una de pulso y letra. Es muy dulce tu relato.

Estercita

Anabel Botella dijo...

Un final con sorpresa. Es un buen regalo que de vez en cuando nos hagamos esas cosas a nosotros mismos. Hay gente que escribe diarios, y Joanet es más original y se escribe una carta. Está muy bien.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

José Manuel Beltrán dijo...

Hola Jorge,
Llego aquí gracias a mi mujer de "El blog de Nuria González".

Mágicas palabras. ¿Te imaginas, enfrente de un espejo relatándote a tí mismo algo íntimo y personal? No creo que seamos capaces y, al fin y al cabo, la palabra es la misma aún cuando la sensación de recibir una carta manuscrita, por desgracia, está ya irremediablemente perdida.

Por lo tanto, gracias a tu reflexión os invito a todos a un pequeño sobresfuerzo: Mandemos tres cartas manuscritas, sólo tres, a alguien que, seguro, le puede hacer la misma ilusión que al destinatario y remitente al que tú aludes.
Buen relato, ciudadano. Un abrazo, desde mi ventana.
http://ventanademarbella.blogspot.com

Carmen dijo...

Es cierto que en los últimos años, cuando abrimos el buzón de correos sólo encontramos propganda y poco más.
¿Dónde están esas maravillosas cartas?... ahora están en el correo, pero de nuestro ordenador...
Yo también las echo de menos.

Un besito y feliz finde

Lolita y El Profesor dijo...

Textura de papel, tinta de la estilográfica, el arte de la carta.
¿Será por eso que me niego a llamar "e-mail" a las cartas virtuales? ¿Porque extraño escribir con mi vieja estilográfica de pluma de trazo grueso?
Lolita, aún lo hace, y con una caligrafía propia de medio siglo atrás. Es admirable su letra.
Por cierto, gracias por su elogioso comentario.
Mis respetos,

El Profesor

Nuria Gonzalez dijo...

Estimado amigo Jorge:

Te pido disculpas por el pequño retraso en escribirte, ya que estos últimos días he tenido mucho trabajo acumulado.

Me gusta llevar mi casa sin ayuda de terceros y por las tardes trabajo unas horas. Aunque vivimos mi marido y yo solos en una gran casa con muchas puertas cerradas pues los polluelos ya se han marchado, también me gusta la jardinería y llegada la primavera tuve que preocuparme por mis plantas. Además llego la hora de pintar esas odiosas paredes dandolas un color acorde a la claridad del buen tiempo.

Tengo varias cartas por leer y por supuesto debo contestar con cariño a cada una de ellas, como verás tarea no me falta.

He querido escribirte esta carta de forma tradicional porque para mí es un placer recordar tiempos que no volverán.

Un abrazo de una amiga.
Nuria.