sábado, 4 de abril de 2009

UNOS HEROES DE VERDAD


Hacia una semana de la castastrofe, la sirena de emergencia, tocò de repente, el zumbido recorria todo el edificio, mientras los bomberos de guardia se preparaban a toda velocidad. Bien equipados con sus trajes rojos y su casco brillante subian al camiòn, mientras las puertas del garaje subian para dejar salir a los vehiculos que arrancaban.


En el exterior todo el mundo esperaba la salida de los camiones, espectantes miraban hacia donde se dirigian, como si su direcciòn les diera una pista de lo que ocurria. Todos los bomberos se encontraban dentro de sus vehiculos, con sus ùltimas intrucciones salìan hacia el lugar del incidente, las puertas estaban abiertas y las sirenas en el mismo momento en que comenzaron a moverse intensificaron su sonido, como si la gravedad del siniestro fuese mayor aùn.


De camino al lugar, no paraban de revisar sus equipaciones y sus herramientas, mientras incorporaban su casco sobre la cabeza, preparandose para una intervenciòn inmediata. En pocos minutos llegaron al lugar cocretado y una humareda negra se extendia delante de sus ojos. Todo el edificio era en llamas, no se podian entretener, salieron de los vehiculos y mientras unos estiraban las mangeras, otros las conectaban a las llaves de agua pùblicas que se encontraban en las inmediaciones. Todo fue ràpido y sincronizado, como habìan repetido centenares de veces en las practicas y las simulaciones del cuartel. Mientras unos habian comenzado a lanzar agua sobre el edificio, otros subìan con las escaleras de los automoviles para ver si encontraban algùn sobreviviente. Uno de ellos el más intrepido de todos, cogio un hacha, su compañera infatigable y sin mediar más tiempo se lanzo a entrar al edificio, primero empezo a sortear las primeras llamas tapandose con una manta que llevaba encima, para inmediatamente despùes, comenzar haber unos a uno todos los pisos de la zona. Viendo que no encontraba a nadie, empezo a subir las escaleras de la segunda planta, a medio camino, se le desprendio encima un trozo de techo que esquivo en el ùltimo segundo, simplemente le produjo un susto del que se recupero ràpidamente.



Cuando subia las escaleras, empezo a oir la voz de alguien que se encontraba en los pisos del centro de la planta. Era una voz leve, casì sin fuerza, èl comenzo a sentir como la respiraciòn le comenzaba a fallar un poco, el humo y la calor que arremetia sobre èl comenzaba a pesar. Avanzo lentamente sobre el piso, el suelo daba la impresiòn que comenzaba ceder sobre sus pies, y cuando estuvo delante de la puerta vio la imagen de un joven tumbado en el suelo. La empujo lentamente y se dio cuenta que la puerta y no cedia, estaba atascada. Sin pensarselo dos veces agarro el hacha con las dos manos y empezo a golpear la puerta hasta hacerla añicos, se avalazo sobre el joven, dandose cuenta inmediatamente que estaba inconsciente, lo tapo con la manta y se lo colgo sobre su espalda.

Las llamas cada vez eran màs intensas, no dejaban ver el camino de vuelta, se encontraban rodeados por todas partes, necesitaba pensar, pensar durante un instante. De repente noto que alguien le golpaba el hombro, le hizo señales que le siguiera, mientras un tercer compañero les rociaba con agua. Corrieron hacia la única salida que tenian delante de ellos, una ventana, desde dònde les estaban dando cobertura. Salieron todo lo deprisa que pudieron al exterior para asì salvar sus vidas....

- Y de esta forma el Sargento Marcos, logro salvar la vida de vuestro compañero, que en estos momentos, se encuentra recuperandose de sus leves lesiones, producidas en el incendio.-

Los jovenes muchachos estaban atonitos despùes de escuchar la història que les habian contado, delante de ellos, habia un heroe de verdad, de carne y hueso. Un heroe que podian tocar con sus propias manos. No era un heroe de papel, era un heroe real, un heroe a seguir.....

14 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Una labor preciosa la de los bomberos al igual que tu relato.
besos y amor
je

Anabel Botella dijo...

Son ese tipo de trabajos que haces porque realmente te gustan. Muchos niños juegan a ser bomberos. Un relato muy hermoso.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

roxana dijo...

Hola!!!! Gusto en estar aca. Que bueno eso de jugar con amigos una buena partida de cartas, sobre todo un domingo!!!! Que ganes!!!!!! cuando juegues y a lo que juegues! Un abrazo y buen domingo!

Silvia dijo...

heroes de carne y hueso si señor!bonito relato...feliz finde!!

Alimontero dijo...

Hola, la labor de bomberos es inmesurable...aquí en mi país no perciben salario por eso...
Bella experiencia...fuerte tambien!

un saludo,
Ali

Any dijo...

Creo que en todos lados los bomberos se juegan la vida todos los días para demostrar que todavía quedan héroes de carne y hueso.
El fuego y el agua son dos de las cosas mas destructoras que puede haber, que haríamos sin estos hombres dispuestos a arriesgar su propia vida para salvar de otros ...
Conmovedor relato este que acabo de leer.
un abrazo Jorge

Marga Fuentes dijo...

Es realmente para rendirles un homenaje. Los admiro. Y tu texto es preciosísimo.
Un abrazo,

Cecy dijo...

Buen texto.
Indiscutiblemente son heroes.

Saludos.

Lorena dijo...

Interesante redacción. Un olé por esos bomberos.

Carolina. dijo...

Me quedé fascinada con este relato.
¡Que comiences bien la semana!
Cariños.

Carolina

Allek dijo...

que tal..
pasaba a saludarte
te dejo un fuerte abrazo..

anna dijo...

Un relato maravilloso, y gracias por acordarte de unos trabajores que a veces parecen olvidados..

Siendo indiscreta y ocupando tu espacio quiero pedirte un favor.. me he atrevido a participar en un concurso de mi ciudad, me gustaria que me apoyaras si te gusta claro mi relato. Mi relato se llama ESPERANDO y mi seudonimo es STOP DENEGADO, la pagina es esta relatscurts.tmb.cat tiene opcion en castellano y se puede votar y hacer comentarios.

Gracias de ante mano.

Nuria Gonzalez dijo...

Precioso homenaje a esos hombres que desinteresadamente se juegan su vida por salvar la de otros.

PD Po falta de tiempo te he hecho hoy doble comentario ( mira en "la carta" )
Un abrazo.

Andrea dijo...

Precioso relato y mejor homenaje a estos héroes... va mi abrazo a cada uno de ellos.

Y uno especialmente para ti.

A.