sábado, 21 de noviembre de 2009

LA COMIDA DOMINICAL


Juana terminaba de preparar la mesa, era domingo, y habia cocinado algo especial para la ocasiòn. Los domingos ella y su marido recibian la visita de su hijo Issac. Un treintañero solteron del que se sentìan muy orgullosos.

Para ellos la visita de su hijo, sino màs, era una fiesta que se habìa de celebrar a lo grande. Y Juana siempre estaba atenta hasta en los màs pequeños detalles. Colocaba y retiraba una y otra vez las cosas de la mesa, los objetos del comedor. Hasta encontrar el orden que màs le gustaba, todo ello para que su hijo se encontrara lo màs comodo posible.

Toco el timbre de la casa y un escalofrio le recorrio el cuerpo. Entonces su marido le hizo una caricia y le invito abrir la puerta.

Era su hijo, en seguida lo vio, cuando abrio la puerta del ascensor. Le recogio la chaqueta y se dieron dos besos. Era tanta la emociòn, que aunque sòlo habìa pasado una semana le abrazo. Y le abrazo tan fuerte que Issac le tuvo replicar:

-¡¡¡¡¡Madre!!! No aprete tan fuerte. Madre!!!! Venga que tengo prisa, comamos. Le traigo pastelitos de los que le gustan a usted-

Los pasteles de llema de huevo que tanto le gustaban. Que bueno que era su hijo. Se habìa recordado como todas las semanas de traerle sus pasteles favoritos.

Le cogio de la mano y llevandole a la cocina le enseño, lo que con tanto cariño habìa cocinado. Asì, uno por uno, cada uno de los platos que habìa preparado.

-¡¡¡¡Madre!!!! Que tengo prisa.- Le volvio a comentar.

-"Tiene prisa, siempre tiene prisa el señor". Esta juventud siempre tiene prisa. No tiene 5 minutos para con una madre que ha estado cocinando todo la mañana.-

-Venga madre!! No se ponga de esta manera.-

- Pùes comamos. Que aùn se enfriara la comida-

Durante la comida era Issac quien hablaba casì todo el rato del trabajo y de sus projectos màs inmediatos. Siempre le encantaba hablar y Juana le escuchaba con atenciòn, con mucha atenciòn.

A la hora del cafe se sentaron en el sofa y ella siempre preocupada por su hijo no dejaba de preguntarse como que un joven tan bien parecido, tan ordenado y pulido. Todavia no tenia pareja. La incognita, la eterna pregunta estaba apunto de desvelarse. Issac cogio de la mano como multitud de veces lo habia echo, miro a su madre. Y mientras que a ella le brillavan los ojos le dijo:

-¡¡¡Madre, tengo pareja!!!!-

La mujer se emociono. Por fín su hijo habìa conocido a una chica. Se casarian. Tendrian hijos, que serian sus nietos. Cuantas cosas no le pasaban por la cabeza. Cuantas cosas no imaginaban ella y su marido.

-¿Cuando no la presentaras? Traila que la conozcamos tù padre y yo-

Mientras Issac decidio levantarse y caminar hacia el salon a recoger su chaqueta.

-¿ Ya te vas?-

-Si madre, ya te he comentado que tenia prisa.-

-Entonces ¿Cuando la traeras?-

-Madre.....no ès una chica de la que estoy enamorado, es de un chico.....-

Juana y su marido se miraron sin saber lo que decir. Perplejos ante la respuesta.

-Nos vemos la semana que viene, ya os dire algo-

Issac se despidio con un beso al aire. Se acabo de colocar la chaqueta y un instante despùes se oyo como se cerraba la puerta. A Juana y su marido lentamente se le fueron desvaneciendo las preguntas..... y las respuestas ..... y aceptando la felcidad de su hijo


6 comentarios:

Aire de Alhena dijo...

Los padres le han dado la vida y se la darian siempre, pero no les peternece.
Los hijos deben de tomar sus propias decisiones, como las tomamos nosotros y fuimos respetados.

Nada cambia, tan sólo quieren su felicidad.
Un abrazo.

Nuria Gonzalez dijo...

Lo importante es la felicidad, cada cual la encuentra a su manera.
Los padres no somos dueños de los sentimientos de nuestros hijos. TEnemos que aceptarlos tal cual son.
Besitos guapo

Sara dijo...

Muy real....como todas tus historias, que es un placer leer y disfrutar.
La vida siempre de los hijos, para que la sepan vivir a tope y esos padres....ahí...cercanos....pero a la vez en su lugar, en su espacio....para dejar vivir.

Un placer seguirte
Te dejo un abrazote bien grandote

María dijo...

Te acabo de descubrir y me quedo entre tu bonito blog.

Saludos.

María dijo...

Gracias por devolverme la visita, ha sido un placer descubrir tu blog.

Saludos.

Celestacha dijo...

Una visita que me debía, y bien que valió la pena. Me gusta tu realismo en los cuentos, orillando siempre con el surrealismo.
Un abrazo !