domingo, 10 de mayo de 2009

EL BOLETO


El domingo tocaba a su fin y al dia siguiente, el lunes, comenzaba la semana, otra dura y dificil semana. El reloj que tocaria como siempre temprano, el despertar cansado y somnoliento, los compañeros con sus comentarios y el trabajo. Todo un rosario de lunes a viernes hasta que llegue el tan deseado fin de semana., de nuevo.

Marti sentado delante del televisor aquella noche, acotaba los últimos minutos antes de ir a dormir. Miraba fijamente la pantalla escuchando las noticias que se iban produciendo en el telediario.

-Ayer noche sabado, en el sorteo de la loto, se repartio por primera vez, el premio más grande, que núnca habia salido en esta loteria, un premio de 2500 euros.-

comentaba la locutora de televisión

-la combinación premiada és......Enhorabuena al afortunado ó afortunada que ha tenido la suerte de recibirla.-

Marti corrio a apuntar los números premiados, de repente se recordo, que aquella semana habia completado un boleto en la administración de loteria de su barrio. De vez en cuando, hacia alguno si su memoria no le fallaba, siempre soñaba con que algún dia la suerte le sonreiria.

Así que del bolsillo del pantalon saco la papeleta que también habia guardado y comenzo a mirar uno a uno los números premiados. Los habia apuntado con toda claridad y en el orden exacto en que se habian dictado. Y fijandose concienzudamente en el papel, exclamo:

-¡Dios mio!-

Dio un grito de sorpresa y volvio a repasar otra vez cada uno de los números. No se lo podia creer estaban colocados en el mismo orden

-!Somos millonarios!, ¡Somos millonarios!-

Se decia asi mismo, mientras los tenia delante de sus ojos y no se lo podia creer. Habia soñado tantas veces con esos números magicos que le habian dejado sin palabras, paralizado por la emoción los miraba inmovil sin que su cuerpo pudiera responder ante ningún estimulo.

En ese momento, su mujer entro en el comedor, vio la mesa tan llena de papeles que comenzo a recogerlos

-Más de una y mil veces te tengo dicho que tengas las cosas recogidas y ordenadas, así no puede ser, imagina si llega una visita.-

Marti se imaginaba lo peor.

-Sabes te lo recojo y te lo tirare todo esto no puede ser, asi aprenderas y el próximo dia lo tendras todo más ordenado.-

Intentaba decirle que los boletos no los tirara pero, le era imposible no podia pronunciar palabra. De tal forma que ella no encontro nigún impedimento, lo recogio todo y tal cual se lo llevo para lanzarlo a la basura. Era increible, tantos millones perdidos y él allí sentado en la butaca, delante del televisor, impotente ante tal situación. Pasaron unos minutos hasta que comenzo lentamente a relajarse y esa rigideza que durante unos instantes le habia dejado sin fuerza, comenzo a diluirse. Hasta que sus musculos volvieron a obedecer esos estimulos necesarios para volver en si.

Entonces se levanto y a toda velocidad, corrio a hacia la puerta y ante la mirada de sorpresa de su esposa salio corriendo, con sólo una idea en su mente, haber si todavia no habia pasado el camión a recoger la basura. Por desgracia, cuando llego delante del container se dio cuenta que era vacio y el vehiculo giraba la esquina, habia sido demaseado tarde.Todo estaba perdido, cabizbajo y con la mirada perdida reanudo el camino hacia casa. Lo mejor era no comentar nada inventarse una buena excusa, para que su mujer no se enfadara con él y sobretodo guardar el secreto. El secreto de que un día fueron millorarios, millonarios durante unos minutos, millonarios de miles de ilusiones.

Abrio la puerta y se encontro con su mujer delante de él.-

-¿Donde has ido? ¿Estas loco?.-

No sabia que responder y lo peor es que no encontraba ninguna excusa. De repente, la miro y se dio cuenta que tenia algo en la manos. Y le señalo:

-¿Que és?.-

- A por cierto, no te habias dado cuenta, mira que eres despistado, entre los papeles he encontrado estos boletos. Anda miralos, por que con el despiste que llevas, seguro que ni te has acordado.-

-Si, cariño ahora mismo, lo siento.-

le respondio y mientras ella le devolvia los números, él sin decir nada, solo tenia una cosa en el pensamiento....

"Somos millonarios, somos millonarios....por fin"





20 comentarios:

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Ahhhhhhhhhhhhhh casi me muero... ah, ah, ah, toda la expectativa que nos has hecho vivir Martín.. puff...

Que horror... ja ja ja me vi por un moento sometida a la necesidad de la plata... que horrible pero qué cierto... deseperamos por un cinco.

Besos y abrazos, cuidate mucho

Anabel Botella dijo...

Dime los números de Marti para jugarlos yo también. Es una suerte conocer, al menos, a una persona que le ha tocado la lotería.
Saludos desde La ventana de los sueños.

joselop44 dijo...

¡Qué angustia! jajaja el pòbre sin poder decir palabra...
Saludos

Nuria Gonzalez dijo...

La ilusión de cada día. Un precio de tropecientos millones. Claro que nos has hecho sufrir hasta el final eh!.
Besitos.

Nuria Gonzalez dijo...

quise decir "premio" no precio

Leni dijo...

Digamos que le tocó por dos veces...
Es curiosa la reacción del protagonista.
Sin reacción.
Con un cierto conformismo.
Tal vez por eso el destino se apiadó de el.

beso

Fiamma dijo...

Un lunes inolvidable.

Muy buen relato!

Que tengas linda semana y un lunes igual de maravillosp

estoy_viva dijo...

Te has dado cuenta lo importante que es tener una buena mujer al lado con lo despistado que es.....
A mi me pasa lo del relato y me da un patatus....
Con cariño
Mari

Allek dijo...

que tal!! despues de un tiempo he regresado...
un abrazo..

Alimontero dijo...

Ay Diosssssssss! y mas sin decir nada!!
jajajjaaja, buenísima entrada!
Te dejo un abrazo y gracias!!

Buena semana para tí!

Ali

caracola dijo...

Muy buen relato, Jorge.
Tensión contenida y angustia, hasta el inesperado final.

Un abrazo.

Sara dijo...

Estupenda....de infarto....nos has tenido al borde de la locura a nosotr@s también....esto no se nos hace a tus lectores....¡que historia!....no te puedo decir real como la vida misma jajajaja, porque esto pasa solo una vez entre......millones de intentos.
Aynsss pero que lujo imaginar lo que sentiría el Marti, primero deseos de zarandear a su esposa y seguidamente deseos de sacarla a hombros jajaja y a partir de ese momento ala a disfrutar ¿quién dijo crisis?
Un abrazote

Brida dijo...

Una amiga una vez me dijo " el que mucho abarca poco aprieta" y es cierto, aveces por nuestro afan de avanzar y saltar los obtaculos de forma rapida, tropesamos y caemos lesionados, quedando inmovilizado para avanzar.

Grs por pasarte y de paso, me dice los numeros para jugarlos :P

Besos

Laury dijo...

que angustia, vaya escrito me encanto, te dejo un besito y te deseo una bella semana , Laury

roxana dijo...

buen relato, las mujeres tenemos nuestras cosas, que! sin ellas eh!!! Un gustazo leerte. Abrazo

Nunca dejes de sonreír dijo...

Siempre es una gozada leerte!

Sin duda fue un lunes inolvidable!

BEATRIZ dijo...

Jorge,

Me ha hecho sufrir la incertidumbre de ganar la loteria,..hombre y eso que nunca compro boletos, pero le has dado buen manejo a la tensión que debe mantener la lectura.

Me alivia que al menos la desgracia de perder lo ganado, finalmente no se consumara.

Saludos. Nos leemos.

anna dijo...

GENIAL,GENIAL,GENIAL, pero no se debe ser despistado en esta vida que luego mira las malas pasadas eh

Muy buen relato si señor.

Un fuerte abrazo amigo

Carla dijo...

Cuanto suspenso! Me encanto!

Belkis dijo...

Casi me da algo, puesta en su lugar.... eso es propio de los artistas tejedores de tinta que nos mantienen siempre en ascuas. Muy bueno. Gracias por compartirlo. Un abrazo