martes, 9 de diciembre de 2008




El sabio consejo




Durante mucho tiempo un sabio filosofo y su joven alumno habían debatido grandes e importantes cuestiones filosóficas. Todas ellas de gran importancia y aúnque ninguna habia quebrantado ningún pilar elemental de su pensamiento filosofal. Si que habían puesto contra las cuerdas algunos pensamientos personales sobre tales cuestiones.


El dialogo era fluido y su complicidad hacia que las conversaciones fuesen constantes. Sin perdida de preámbulos se tratabas temas diversos y a pesar de la juventud del alumno, se trataban con gran madurez.


El profesor le tenia gran estima y un decoro especial y el sentido de los diálogos no sólo era enseñar sino aprender del alumno. Sus grandes paseos por los jardines del campus eran uan flora de palabras, un jardín de sabiduría, eran sin duda los dos la envidia de la universidad. Hacia mucho tiempo que le daban vueltas a un tema que les parecía interesante por su estructura y sobre todo, por el abanico de posibilidades que podía tener por su estructura básica. Lo habían dejado en diversas ocasiones por los conflictos que les creaba la discusión y discernían muchas veces sobre las diferencias del uno y del otro. El tema era amplio y controvertido pero. núnca fueron tan grandes las diferencias como para romper su amistad.


La felicidad era un tema complejo, donde comenzaba uno y dónde acababa. Cuando una persona era felíz y cuando era infeliz esa mísma persona. La felicidad era tener muchas cosas materiales o simplemente no tener nada.


Una vez el maestro le explico al alumno:



-la felicidad es la gota, que colma el baso. Que la hace más
llena, sin que en ella pueda caber una gota más.




La verdad es que la definia de una forma muy elocuente peró, en realidad su definición era muy sencilla e un sentido tan practico.

¿La felicidad en sí era una gota grande o una gota pequeña?

La gota no tenia una respuesta muy concreta, púes era una misma persona la que tenía que responder y definir eltamaño de su gota.....

¿Como és de grande la gota que colma tú felicidad?

¿ Y él vaso que has de llenar?

Estas dos preguntas no las pueden responder nuestros personajes, sólo tú....Tienes el enigma




1 comentario:

el autor yo mismo dijo...

es muy interesante y divertida